La carrera para sheriff de Polk County recibe atención necesaria

La carrera para sheriff de Polk County recibe atención necesaria

“Esta elección tendrá serias consecuencias.”

Rekha Basu del Des Moines Register tiene razón.

Esta carrera definirá si Polk County permanecerá como un lugar relativamente inclusivo en donde las autoridades protegen y sirven a la comunidad o si se va a convertir en un lugar hostil en donde las autoridades estén enfocadas en dividir a los grupos de la comunidad, especialmente a los Latinos. Esto tendría un costo grave para la seguridad pública de todos los residentes de Polk County.

Te animamos a que leas este artículo por Rekha Basu y compártelo con tus amigos y familiares a través de email y Facebook

Columnista Rekha Basu:

No necesitamos a un sheriff con agenda política

Publicado en inglés en el Des Moines Register  — 3 de octubre de 2012 (Traducción de Vanessa Marcano, organizadora de Iowa CCI Acción)  (Read in English here.)

Los votantes que fueron al debate de Sheriffs del condado Polk el pasado lunes, para aprender más sobre las elecciones, probablemente se preguntaron si habían entrado a un teatro cómico del que ni ellos ni los organizadores, Des Moines Neighbors, tenían idea.

Desde la bienvenida de artista que saludó al contrincante republicano del Sheriff Bill McCarthy, el oficial Dan Charleston, su grupo coreografiado de porristas correspondía mejor en un juego de futbol y no en un debate. Pero muchos de los que tenían camisetas de Charleston para Sheriff y gritaban por él, tenían una agenda que iba más allá del cumplimiento de la ley.

Entre ellos se hallaban muchos de los compañeros de trabajo de Charleston, así que muchas de las preguntas del público hechas al moderador Marty Mauk, se centraron en la moral de los trabajadores y la falta de personal. Cuando Charleston le dio las gracias al publico, dijo que habían “arriesgado su relación con sus supervisores para hacer esto.”

Subir el apoyo entre los compañeros de trabajo sobre las condiciones laborales es una cosa. Pero algunas de las metas de Charleston son alarmantes.

Charleston está a favor de mínimos controles estatales o federales en el porte o uso de armas. Apoya las leyes “Stand Your Ground”, las cuales autorizan a cualquiera que se sienta amenazado a disparar. Piensa que cualquier persona sin record criminal de felonía debería tener acceso a las armas, incluyendo armas estilo militar, automáticas y de alta capacidad de disparo.

Su literatura de campaña dice que él sería un “Sheriff Constitucional”. Esto es un movimiento, como McCarthy resaltó, nombrado a causa de un libro escrito por Richard Mack, un ex-sheriff de Arizona. Mack cuestionó las directivas de la Ley Brady con respecto a las armas, llevó su caso a la Corte Suprema, y ganó.

También hay una Asociación de Jueces de Paz y Sheriffs Constitucionales, la cual habla sobre los derechos estatales y porte de armas, considera al gobierno federal y al IRS como un enemigo, y dice que un sheriff constitucional utilizaría las armas, si es necesario, contra la “tiranía federal.” Esta organización tuvo una convención cuyos patrocinantes incluyeron al grupo racista John Birch Society y otros grupos de propietarios de armas.

“Los Guardianes del Juramento”, un grupo vinculado en la página web de la organización mencionada, son policías y militares que presumen de desobedecer órdenes que busquen “desarmar” a los americanos o “subyugar a cualquier estado que afirme su soberanía.” Ha sido nombrado como grupo radical por el Southern Poverty Law Center.

Si ese es la clase de sheriff que Charleston sería, debemos salir corriendo.

McCarthy dijo que el movimiento, al igual que otros grupos patriotas y anti-gobierno asociados, “le da muchísimo miedo”. Y con buena razón. El hermano de McCarthy, James, murió en el atentado terrorista en Oklahoma City en 1995, a manos del extremista anti-gobierno Timothy McVeigh.

Charleston cree que la policía local, en vez de las autoridades federales de inmigración, debería poder chequear papeles de inmigración y detener a quienes no puedan probar su estatus legal – pese a que la inmigración es una responsabilidad federal. Charleston propone llenar 500 camas en la cárcel de Polk con inmigrantes indocumentados, a fin de crear ingresos para el estado, pues el gobierno federal tendría que pagar por hospedarlos.

Este tipo de plan invita al perfil racial, lo cual viola las leyes de derechos civiles. Tal como McCarthy observó, se supone que los sheriffs deben ser imparciales y sin agendas políticas a fin de establecer buenas relaciones con grupos étnicos en su comunidad. “Los asusta y hace que no nos hablen ni nos llamen,” dijo. “No puedes abrir tu punto de vista sobre cada tema social como ejecutivo en una agencia para el cumplimiento de la ley, y luego ser llamado a una escena y ser considerado imparcial.”

A lo que Charleston contesto, “No estoy interesado en hacer lo que es políticamente correcto sino en lo que es constitucional,” y sus seguidores aplaudieron.

Algunas de las posiciones de Charleston podrían tener un impacto particularmente negativo sobre las mujeres. Por ejemplo, el estaría a favor de que hubiera voluntarios en la cárcel para ayudar con la llamada “justicia restauradora”, pero aparentemente el no consideró que una mujer que haya sido violada no quiere tener nada que ver con la persona que la violó luego de que el haya sido arrestado. El momento para eso, si acaso, sería luego de que se haya hecho justicia.

Las víctimas de violencia domestica podrían estar en peligro con leyes como “Stand your ground”. Y Charleston favorece suspender las ordenes de arresto para personas que no han pagado la manutención de niños, reemplazándolas por un programa de “auto-arresto”. Ya es bien difícil para muchas madres solteras obtener pago para la manutención de sus hijos.

Los avances para las mujeres y los grupos minoritarios han llegado a través de la exanimación cuidadosa de las leyes, y por ajustes en la ley cuando fuera necesario. Tal abandono de protecciones básicas sería muy imprudente.

Esta elección tendrá serias consecuencias. La oficina del Sheriff de Polk opera bien bajo la administración actual. No debe ser llevada hacia ningún movimiento paranoico y anti-gobierno con una agenda política.

Tags: , , , , ,